jueves, 25 de octubre de 2012

Sobre piquetes y otros humos


La responsabilidad de la tolerancia está solo con aquellos que tienen una visión más amplia. George Eliot

Tengo que hacer un trámite en el municipio para poder cobrar una factura, que por errores administrativos, está demorada hace más de un mes.  En la entrada, una fogata de caucho y un grupo de gente reclamando por sus “derechos”.  Cuando me doy cuenta que el municipio no está funcionando debido al piquete, poco me importa leer los carteles y saber qué reclaman.

Entonces pienso, que antes de aprender sobre libertad y democracia, a este país le falta aprender y ejercer el uso de la palabra respeto.  Creo que si todos conociéramos los alcances del respeto, estaríamos viviendo de modo diferente.

La supuesta libertad de quien hace un piquete, un paro, una huelga o una manifestación, carece de sustento cuando invalida o coarta la libertad de otros ciudadanos con iguales derechos.

El problema, es que la falta de respeto es contagiosa, si a vos no te importa que por culpa de tu circo y tu prepotencia, yo demoro 48 horas más en cobrar algo que me corresponde, entonces yo no tengo ganas de respetarte. 

Mi tolerancia hoy no existe, y tengo ganas de vivir en una comunidad donde cada quien haga lo suyo, lo mejor posible y sin perjudicar a nadie.


“No existe ni una libertad perdida para siempre, ni una libertad conquistada para siempre: la historia es un entramado dramático de libertad y opresión, de nuevas libertades a las que contestan nuevas opresiones.  De viejas opresiones abarridas.  De nuevas libertades reencontradas, de nuevas opresiones impuestas, y de viejas libertades perdidas.”
Norberto Bobbio

Susana Lorenzo
Soledad Lorena
24 de octubre de 2012

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Son aceptados todos los comentarios hechos con respeto e inteligencia.