lunes, 19 de diciembre de 2016

Entre la imagen y la palabra


Los fotógrafos y los escritores nos parecemos bastante: contamos historias.  Elegimos el ángulo, hacemos foco en lo que importa, usamos luces para resaltar y sombras para sugerir.  Los escritores buscamos palabras para dibujar una imagen que habita nuestra mente o para plasmar una sensación que nos arrebata el suspiro.  Los fotógrafos buscan la foto que cuente en una sola captura, todo aquello que necesitaría más que un par de páginas escritas.

En la vida y en la guerra de poderes, la palabra es un arma, así como lo es una máquina de fotos.  Escribir y fotografiar son lujos de la libertad de expresión que asustan a quienes trafican mentiras.

Un verso, una estrofa o un párrafo, pueden al igual que una foto, volver eterno un momento, dejar un legado para quienes llegan después.

Me encanta la fotografía, aunque mi cámara aún siga en la lista de deseos que Papa Noel olvida leer.  Será por eso que cuando miro una foto, se me ocurren historias para escribir; y cuando cuento una historia, quisiera conectar una cámara a mi mente para mostrar la imagen que mi musa me enseña.

Susana Lorenzo ©
Escritora
20 de diciembre
Día del Reportero Gráfico
PH Imagen tomada de la red